Entre roquedales y espigas

Espiga (Fuente: Pixabay.com - Ángeles Balaguer)

Entre roquedales y espigas quiero verte.

Como roca volcánica,
 que recoge el agua, manantial de primavera,
y filtra la savia hacia la tierra. La  nutre.

Como espiga,
 germinada desde las entrañas de una minúscula simiente,
para servir y estirarse hasta el infinito cielo.

Humilde espiga, sí.
     De alma esponjosa.
Sobre sólida roca, fértil.

 Mientras las golondrinas entonan su canto,
entretejiendo con acrobacias la vida.

Entre roquedales y espigas.

© Roberto Sastre Quintano.
Madrid, 04/05/2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *