Subidones de adrenalina

hombre saltando (sólo se ve de cintura hacia abajo. Sombra de sus pies proyectada en el suelo).Ten en cuenta que cuando «uno se engaña» con esos subidones temporales de vitalidad… en el tiempo, para equilibrar, luego se viven momentos de similar intensidad pero en el extremo opuesto… y eso no suele gustar. Reflexiónalo… 

 

Sólo la alegría auténtica está libre de esta dualidad que comento… no la provocada por las circunstancias que nos quieren hacer creer que nos han dado algo maravilloso… 

 

© Roberto Sastre Quintano.

Madrid, 15/11/2017

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *