Cáscara de miel y azul

Bola de fuego - pixabay.com

Cáscara de miel.
Y azul del cielo.

Cáscara de miel en esos ojos claros, de sombras limpias.
Y azul de cielo tras ellos, dentro del palpitar que refulge sereno en vida.

De miel y cielo, de crepitares que estimulan la ruptura con el moribundo pasado. De llamas, de fuego que alimenta el momento para convertirlo en chispa presente: de Luz y de Vida.

De sutil brisa, de viento calmado que prende la llama en el momento correcto.

Semilla de miel germinada.

Crecida, fiel al cielo y eterna en los colores del arco iris siempre presente.

Indeleble.
Eterna sonrisa que expande Vida, Felicidad…

Alma radiante.

© Roberto Sastre Quintano.
Madrid, 22/12/2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *