Lightnorancia

Niño mirando al marSaber… 

 

Pensamos que sabemos a lo largo de nuestra vida, en las decisiones que tomamos, unas veces reflexionadas, otras ejecutadas en el momento… 

 

Sabemos… ¿qué nos hace suponer, estar convencidos de que sabemos? 

 

Muchas veces, teñido nuestro conocimiento de cierto brillo, de aparente luz que mueve el mundo… 

 

Apariencias, engaños de nuestros sentidos que marcan un estatus interior frente a nosotros mismos y que nos ofrecen una enmascarada calma y vigor… 

 

Profundiza, mirándote cara a cara, observa lo que encuentres debajo de la piel, de las máscaras que te promocionan, desnúdate en tus propias lágrimas para abrir la verdadera puerta a tu vida plena, no siendo que vivas en ese sueño de lightnorancia, encadenado y a la deriva del aburrimiento que no encuentra manera de saciarse, aunque las apariencias te hagan creer lo contrario. 

 

Otro sueño de la vida, al fin y al cabo que es preciso vivir para darse cuenta de quiénes somos en realidad. 

 

Nos reconocemos por encima de las normas creadas por el ser humano, más allá de los estereotipos, bondades y maldades que pueblan nuestras acciones. 

 

Por encima de todo ello, más adentro, en la inocencia que se nutre cuando observo tu interior auténtico a través de tu mirada. Esa, no me deja duda para saber quién soy, de dónde provengo y adónde voy. 

 

© Roberto Sastre Quintano.

Madrid, 02/12/2017

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *