Miradas

Vaivén de las olas sobre la playa, al atardecerHay miradas, mantenidas en el tiempo, en el firmamento, que traspasan la inocencia hasta el fondo de los mares, océanos siderales. 

 

Desprendidas del tiempo, prendidas en el instante, invitándonos a recrear compases, a tempo… 

 

Otras miradas perdidas en la desmemoria frágil, sin la conexión que surge desde la sencillez de buscar una sintonía amiga. 

 

Las más, las que pulsan como faros en la noche, intentando avisar de su posición entre la oscuridad y la luz, entre la timidez y la supervivencia, entre la ruptura y el dejarse llevar por las olas… 

 

Que tu mirada sea arrastrada por las olas 

Que refleje la luz del cielo, la sal del mar 

Que exprese su anhelo de fisión interior, de explosión y fusión con la vida. 

 

Y al mirarte pueda ver tu corazón navegantetallado al viento. 

 

© Roberto Sastre Quintano.

Madrid, 13/12/2017

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *