Charlotte

fuentes multicolor (torres de Chamartín, Madrid)Son ritmos, son esperas a ritmo de swing. Al son

 

Entresijos, entre visillos,… como un estar a las puertas, disimuladas, de entradas o salidas, pero que te invita a permanecer simplemente escuchando el momento, sintiendo lo que ocurre alrededor. 

 

Es nombre de mujer. Allí me hallo, dentro de ella. Cobijado, esperado, reconfortado, escuchando su latido y un dulce silbido de seda en el oído. 

 

Y en el hogar creado y sentido, compartir la ciudad, las luces que van prendiendo, acariciando un café y respirando su aroma, fragancia de mujer. 

 

© Roberto Sastre Quintano.

Madrid, 16/01/2018.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *