Metamorphosis

Metamorphosis. El hombre renace, rompiéndose desde el dolor

Entre aquellos visillos, desvaídos de tanto desenfocar la mirada,
se entresaca enfermedad vaga, legítimamente deslegitimada.

Entre ese vaho de olores anunciados, cuyo aroma sólo se graba en el intelecto… vacío de esencia, de alma.

Entre ese vaho de anuncios mudos, sí…

Anuncios vanos, fuegos de artificio en corazones delicados… en los que, por prudencia, no pueden ni deben estallar los colores…
aunque la locura lo aconseje…
¡qué artificio! Propaganda y humo…

Entre aquellos visillos,
cada vez más desgastados por el mal uso:
Visión forzada
Manos sucias
Corazón acuchillado…

Llega un momento en que el desgaste es tal, que el velo se resquebraja, desaparece.

Antes, la penumbra y las formas mortecinas reinaban sin aroma.

Ahora, el corazón ve claramente. Y la metamorfosis se ha desencadenado naturalmente, recuperando el perfume de la vida, el color y el alma…

© Roberto Sastre Quintano.
Madrid, 07/10/2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *