En Oro

Amanece en algún lugar de la Tierra. Vista desde el espacioY a flor de piel el jardín esparcía su aroma. 

Sin la calidez que arrebata al cielo, sin el cuerpo vestido de sentimiento. 

En esos días con sus noches que cantan al amanecer anocheciendo en flores a punto de abrirse… 

Como esencia de ensueño que impulsa el único recuerdo, puro… 

Cuando aflora… 

Mientras siente… 

Retazos de una vida hilada en oro, cromatismo de colores iluminados por el sol, ya de la mañana. 

La vida. 

© Roberto Sastre Quintano.

Madrid, 21/05/2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *