Chapoteando

Niños chapoteandoChapoteando, mientras la vida ocurre  

       y la salpico 

con esa sonrisa socarrona  

que nos conecta en el juego,  

                       en la complicidad,  

                   en el instante. 

 

En ese riachuelo de aguas tranquilas y luminosas 

entre rayos y destellos reflejados  

que solo calan a través de la piel 

para hacernos sentir el curso del vivir, 

ese sentir, ese compartir entre el sol y la tierra 

                                      entre el cielo y el agua  

que nos mantiene a flote, suave viaje… 

 

Todo se marcha, vacío liberador que nos arropa, 

sintiendo ese vaivén vivo y diáfano en cauce sereno 

en abrazos cálidos 

que nos llevan, dulcemente, sin pensarlo. 

 

Abandonándonos al momento compartido, 

      en plenitud,  

                en vida. 

 

Sólo sintiendo, permitiendo que el agua nos lleve, amablemente.  

 

Chapoteando juguetonamente, 

mientras el alma sonríe a la inocencia. Certera. 

 

© Roberto Sastre Quintano.

Madrid, 20/04/2018.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *