Tus circunstancias

Puesta de sol en la sabanaComo hijos que se agolpan, como cúmulos de vida enverdecidos y nacidos, prematuros. 

 

Aparecen a un destiempo que atascan las experiencias y emborronan el presente. 

 

Sólo, esperar a que el agua de lluvia primaveral limpie con su paño  

la visión tergiversada de la vida, 

a que nos chorree y nos empapemos de su frescura, 

mientras sentimos y observamos como todo transcurre 

recuperando la quietud del Ser. 

 

Atento y atemporal. 

Viviente, siempre naciente 

en el ciclo de la vida. 

 

Naciente para el alma,  

como el perfume de la rosa  

recién abierta. 

 

© Roberto Sastre Quintano.

Madrid, 06/03/2018 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *