Tan solo una palabra

Jardín egipcio (pintura mural, tumba de Nebamun, dinastía XVIII)

 

Tan solo una Palabra para desnudar tu recuerdo, 

entre columnas de flor de loto,  

entre nenúfares que acarician el estanque. 

 

Mírame, por favor. 

 

Siente la luz vespertina que te atraviesa, todo tu cuerpo, 

que te penetra como la vida misma cuando te revela un secreto. 

 

Escucha mi mano en tu mejilla cuando mi palma reposo sobre tu piel estremecida. 

 

Ahora… cierra los ojos… 

 

y… siente el latido de tu corazón, palpitando. 

 

© Roberto Sastre Quintano.

Madrid, 15/11/2017

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *