Hojas al viento

Ilustración: libro (Jonny Lindner - Pixabay.com)La vida enseña a observar las hojas de otoño  

en su vuelo grácil, formando óvalos, curvas, ondulaciones en el aire que dan forma a los momentos… 

La vida enseña a bailarlas, 

sin agarrarlas, sin poseerlas, contorneándolas de serpentines al ritmo de las manos, de su calor sin contacto, a distancia justa que transmite el calor vital. 

La vida, que muestra múltiples hojas danzando, cada una con sus ritmos, texturas, vientos y… 

cada una requiere su propio cuidado. 

Con atención y ternura. 

Con respeto y escucha. 

Roberto Sastre Quintano.

Madrid, 16/07/2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *