¡Apreséntate!

Multitud caminandoNo hay un día que pase sin pensar en ti-teres sin cabeza… 

 

Marionetas a las que reprogramar para recuperar su vital razón de actuar, a pulso de emociones, la vida misma. 

 

No hay futuro, droga que altera el momento y que, a futuro, genera tormento. 

 

¿Para qué atormentarse, si no hay propósito alguno…? 

 

¿¡Qué te aporta afuturizarte!? Mejor… apresentarte

Y así ganarte un asiento para descansar del día.

O perderte en el Khan El-Khalili por haber olvidado el reloj, ganando la vida. 

 

© Roberto Sastre Quintano.

Madrid, 11/01/2018.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *