Servicio

Descanso en canoas sobre aguas cristalinasUn comportamiento natural para unos. 

 

Engranaje necesario para vivir en plenitud. De servicio, primero a uno mismo y, por extensión, a aquellos que nos rodean. 

 

Servicio, es la necesidad de acudir cada mañana al manantial  donde brota la alegría, para llenar las alforjas sin fondo y así saciar la existencia personal y distribuir la riqueza de la felicidad entre unos y otros… 

 

Servicio es saber nutrirse correctamente en las fuentes de La Vida, donde se amansan y beben toda clase de criaturas, descansadas y dispuestas para continuar el camino de la vida. 

 

Es el único “vicio” del “Ser” que no pasa factura en nuestra experiencia vital y que está en armonía con nuestro interior, con nuestra calma espiritual, con nuestra sonrisa que nos marca a cada momento que ese vicio impoluto del ser se convierta simple y sencillamente en servicio. 

 

Servicio a uno mismo, servicio a la humanidad, a La Vida. 

 

¿Y si cada uno de nosotros en nuestros pequeños círculos cultivara esa visión de expresión vital propia? 

¿Y si unos círculos se conectaran a otros espontáneamente? 

¿Y si… se crea una cadena sin fin? 

 

Al fin y al cabo, el fin último es la felicidad interior compartida y expandida hacia todo nuestro entorno… 

 

En la promesa improvisada de mantener nuestro entorno equilibrado y al ser humano evolucionando hacia todas sus potencialidades de forma diáfana y directa… 

 

Hacia la comunión interior con la Creación… 

 

 

© Roberto Sastre Quintano.

Madrid, 31/08/2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *