Espíritu de la noche

Espíritu que anoche me cautivaste. 

Espíritu de la noche. Serena. Quieta en la pregunta. 

 

Así me acerco hasta ti, sin contemplaciones, sin perdiciones, y directo. Hacia algún punto indeterminado bajo la cúpula de estrellas, que me recuerda que cada uno de los poros de mi piel se transfiguran en gotas luminosas cada vez que algún cometa pasa cerca y me estremece al envolver mi cuerpo desnudo con su estela. 

Manto luminoso que anticipas el despertar de los hombres. 

 

Como una plegaria recibida. 

Como un recuerdo entregado. 

 

© Roberto Sastre Quintano.

Madrid, 27/03/2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *