El paso

Gran Cañón del Colorado (cactus en flor y vista del cañón)Explorar en la garganta del mundo una voz, un susurro.  

Con un timbre característico alto o apenas perceptible. 

Como el viento que sólo escucha el alma cuando algo tiene que decir, 

pero no a oídos ajenos. 

Una brisa, un suave canto, nada más, 

para abrir en canal el mundo a tu mirada silenciosa y atenta. 

Se abre la flor del magnolio extendiendo su perfume a través del cañón, por el túnel del tiempo…   

 

¡Vuela! 

 

Respirando y exhalando la vida… 

 

© Roberto Sastre Quintano.

Madrid, 24/05/2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *