Arquitecto de la vida

Arquitecto en la vida.

Miras por doquier, respirando cada espacio, momentos que sitúan la ubicación etérea sobre la que trabajar…

Situado en la vida, aflorando los sentidos de la experiencia humana para recrear ese momento mágico. Ese que permitirá que el instante único geste la obra maestra, única, fruto de la conexión de los sentidos conectados en conciencia, en consciencia con aquello que captamos y del cual somos fieles embajadores, fieles artesanos del alma. Humildes en la grandeza que supone servir a la inmensidad que cuida y vela por el desarrollo interior del ser humano.

Proyectando la vida del espíritu aquí en la tierra.

Cuidando de que las sonrisas broten naturalmente y se extiendan sutilmente, de corazón a corazón, al igual que sentimos la brisa cuando nos acaricia dulcemente…

Sí, como pequeñas caricias que gerenan vida y la perpetúan aquí y más allá incluso de donde podamos llegar a soñar…

En la vida, que gira y gira…
En silencio…

 

© Roberto Sastre Quintano.
Madrid, 16/08/2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *